Principales motivos para solicitar un préstamo rápido - Prestamistas.es

Principales motivos para solicitar un préstamo rápido

Solicitar un préstamo rápido en un momento dado es más frecuente de lo que podemos imaginar. Sobre todo porque existen una serie de imprevistos que pueden obligarnos a disponer de dinero de manera urgente.

Según los expertos de Prestamistas entre los principales motivos para solicitar un préstamo rápido se encuentran los siguientes.

Motivos para solicitar un préstamo rápido

Estar registrado en un fichero de morosidad como Asnef o RAI

Asnef, gestionado por Equifax, es una de los principales ficheros de morosidad que existen en España. En estos ficheros se registran los impagos que un cliente puede llevar a cabo en diferentes sectores. Las empresas que pagan para revisar el fichero son las mismas que proporcionan la información de impagos. Estas empresas son:

  • De tipo financiero
  • De suministros, como el agua, la luz o el gas
  • De telecomunicaciones, como telefonía móvil o fibra

Estar registrado en Asnef o en otro de estos ficheros de morosidad implica reducir nuestras posibilidades de crédito. Una de las exigencias que marcan los bancos para conceder un préstamo es precisamente no aparecer en estos ficheros. Por este motivo, si queremos pedir una hipoteca y estamos en Asnef, aunque sea por una deuda ínfima, no nos la concederán.

Saldar la deuda contraída que nos ha llevado al fichero es el método más seguro de que nuestra situación crediticia se restablezca. Y pedir un préstamo para amortizar dicho pago es una solución muy extendida cuando no se dispone de suficiente dinero.

Reunificar deudas

Es frecuente acudir a los préstamos para adquirir distintos tipos de bienes o servicios que no podemos cubrir con nuestros propios ingresos. Por ejemplo un coche, una casa o los electrodomésticos de una vivienda nueva.

El problema es que cada una de estas deudas implica una cuota y un plazo de amortización que hay que cumplir religiosamente. En caso contrario podemos terminar sobre endeudados e inscritos en una lista de morosos. Sin embargo puede que el cúmulo de deudas haga que llegar a fin de mes nos resulte complicado.

En estas situaciones acudir a la reunificación de deudas puede ser una buena solución. Al reunificar las deudas el prestamista se encarga de anular las anteriores y firmar un nuevo contrato con el prestatario. En este contrato se fijará un importe por valor de todas las deudas. Por medio de este sistema conseguiremos:

  • Tener una sola cuota mensual de pago.
  • Pagar menos dinero al mes y llegar a fin de mes mucho más desahogados.

Sin embargo lograr esto implica aumentar el plazo de devolución y los intereses del préstamo. Por lo que, aunque las cuotas sean más económicas y llevaderas, el préstamo será mucho más elevado.

Aceptar una herencia

El fallecimiento de un ser querido es uno de las situaciones más dolorosas que podemos llegar a sufrir. Sin embargo es ley de vida que esto suceda. Por desgracia unida a esta pérdida se encuentra una realidad financiera muy compleja. Desde el pago del entierro si no existe un seguro de deceso hasta la aceptación de la herencia.

Aunque disponemos de 30 años para aceptar una herencia, existen otros impuestos asociados que han de cubrirse en un máximo de seis meses. Como por ejemplo la plusvalía municipal para las viviendas o el impuesto de sucesiones. Este último supone un gasto añadido de entre un 7 % y un 34 % del valor completo de la herencia. Todo depende la Comunidad Autónoma.

Disponer del capital necesario en estos casos es prácticamente imposible si no se consigue un préstamo. De ahí que muchas personas tengan que renunciar a lo que por derecho es de ellos por no poder hacer frente a los impuestos asociados.

Comments are closed.

Llama Ahora
Contáctanos