La financiación privada es todo aquel flujo de dinero que trabaja de forma paralela a la financiación bancaria y que por tanto no se obtiene a través de los canales financieros tradicionales.

La financiación privada puede actuar tanto para aportar capital a grandes empresas a través de fondos de inversión como para financiar pequeñas operaciones a nivel de particulares, pymes y autónomos.

En operaciones de gran volumen la financiación privada está formada por un grupo de inversores que invierten en grupo, sobre todo para la financiación de nuevos proyectos, empresas de nueva creación y startups.

Algunas de las empresas más famosas del mundo como SpaceX y Tesla, ambas propiedad de Elon Musk, son un buen ejemplo de lo que puede conseguir la financiación privada: financiar proyectos que necesitan de grandes cantidades de capital inicial y desarrollar tecnologías propias durante un largo período de tiempo antes de ser rentables.

Otro ejemplo este a nivel más nacional es el de la empresa de reparto de comida a domicilio Glovo, que lleva recurriendo a la financiación privada desde prácticamente el momento en el que inició su actividad.


Financiación privada para particulares y empresas

Sin embargo la financiación privada también puede actuar a pequeña escala para financiar a particulares, empresas y autónomos. En estos casos la financiación privada actúa a través de los préstamos hipotecarios, que no son nada más que un préstamo avalado con un inmueble.

El prestatario puede utilizar el dinero para liquidar deudas, reunificarlas, u obtener liquidez casi de forma inmediata y de forma mucho más rápida respecto a lo que tardaría solicitándola al banco.


Préstamos de financiación privada

La financiación privada ha sido básica para el desarrollo de algunos de los proyectos empresariales más famosos de la historia. Al principio este tipo de operaciones sólo se realizaban a gran escala y alrededor de los grandes núcleos financieros mundiales, como pueden ser Estados Unidos, japón, reino Unido o Alemania.

Actualmente la financiación privada ha llegado y está accesible a cualquier tipo de agente sea cual sea su tamaño, en parte gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías que permiten acelerar los trámites y poner en contacto inversores con demandantes de capital.


Razones para acudir a la financiación privada

Razones para acudir a la financiación privada
Razones para acudir a la financiación privada

La financiación privada ofrece ciertas ventajas, aunque también tienes ciertos riesgos asociados. La forma más rentable y segura de acceder a financiación es haciéndolo a través de algunos de los operadores tradicionales y habituales, cómo pueden ser las entidades bancarias y las Administraciones Públicas, aunque en cualquiera de estos dos casos se nos exigirá poder demostrar que vamos a devolver el dinero, disponemos de ingresos suficientes presentes y futuros, no estamos ya devolviendo otros préstamos y también se nos puede preguntar para que necesitamos el capital.

Si no podemos justificar alguna de las situaciones anteriores con toda seguridad nuestra solicitud de financiación, préstamo o crédito será denegada.

Financiación privada rápida

La gran diferencia de la financiación privada respecto a la financiación tradicional es la rapidez de respuesta que ofrece la primera. Los inversores privados ofrecen financiación a operaciones, empresas y proyectos que a priori tienen implícito un riesgo mayor, lo que significa que los tipos de interés serán algo más elevados pero tendrán en cuenta menos factores a la hora de aceptar nuestra solicitud.

Esto significa que cualquier solicitud de préstamo o financiación a través de la financiación privada no demorará más de una semana como máximo.

Estar devolviendo otros préstamos

Para un banco una administración pública el endeudamiento es un factor a tener en cuenta para rechazar una solicitud de préstamo. Sin embargo, un inversor privado puede ver en el endeudamiento una oportunidad para mejorar procesos productivos o poder acceder a esas mejoras que definitivamente permitirán que el proyecto despegue y sea rentable.

Por esa razón si vemos denegadas nuestras solicitudes de préstamo a través de un banco una administración pública podemos acudir a la financiación privada para obtener el capital que necesitamos.

Estar registrado en una base de datos de morosos

Directamente relacionado con el punto anterior, aparecer registrado como moroso tanto a nivel personal como a nivel empresarial es una barrera de entrada infranqueable para obtener financiación a través de un banco o una administración pública.

Que nuestro nombre o el nombre de nuestra empresa aparezca en un fichero de morosos significa no solo que tenemos deudas, si no que por alguna razón no hemos hecho frente a las mismas.

En España los ficheros de morosos más famosos son ASNEF y Rai, apareciendo en el primero particulares y autónomos, y en el segundo empresas por deudas relacionadas con el incumplimiento de obligaciones dinerarias. Este perfil de solicitantes ofrece un riesgo de impago elevado, lo que significa que ninguna entidad bancaria tradicional podrá dar financiación. La financiación privada acepta estos perfiles de particulares y empresas a cambio de un tipo de interés algo más elevado.


Tipos de financiación privada

Tipos de financiación privada
Tipos de financiación privada

Aunque la financiación privada es todo aquel conjunto de inversores que ponen su dinero a disposición de una inversión o idea empresarial, podemos subdividir la financiación privada en varios tipos según el tipo de inversor del que se trate.

Capital riesgo

La financiación privada basada en el capital riesgo es aquella que invierte en startups o empresas de nueva creación a través de sociedades de inversión, figuras empresariales que normalmente ofrecen un riesgo elevado pero si el proyecto sale adelante el crecimiento puede ser estratosférico.

Business angels

Un Business Angel el inversor que a nivel particular decide poner a disposición su dinero en una startup o empresa de nueva creación. Los business angels además de financiamiento ofrecen una amplia red de contactos y experiencia financiera que pueden ayudar de forma extraordinaria a que el proyecto crezca.

Crowdlending

El crowdlending ha visto un crecimiento extraordinario en parte gracias al desarrollo de Internet y las nuevas tecnologías. Los inversores que ponen su dinero en un proyecto de crowdlending lo hacen a través de plataformas especializadas, sobretodo invirtiendo en proyectos que tienen un trasfondo social o medioambiental positivo.

El crowdlending se conoce en español como micromecenazgo: el hecho de que personas a nivel particular invierta en pequeñas cantidades de dinero en un proyecto de su agrado a cambio de una pequeña participación en la empresa o con la posibilidad de recibir dividendos cuando el proyecto haya madurado.

Prestamistas particulares

Se trata de una de las figuras dentro del mundo de la financiación privada más accesible para cualquier particular y empresa. Se trata simplemente de inversores que ponen a disposición de terceros a su dinero firmando un préstamo de tipo hipotecario: aquel préstamo que está garantizado con un inmueble. Este es el tipo de inversor al que puedes tener acceso desde la web de Prestamistas.es


Financiación privada a través de prestamistas particulares

A continuación vamos a describirte de forma breve la operativa que debes seguir si quieres acceder a financiación privada a través de uno o varios prestamistas particulares.

Disponer de una propiedad inmobiliaria libre de cargas

Propiedad inmobiliaria libre de cargas
Propiedad inmobiliaria libre de cargas

Los prestamistas particulares no dan dinero gratuitamente o solamente con la promesa de que esté será devuelto. Por esa razón para poder acceder a la financiación privada mediante prestamistas particulares es necesario que el solicitante disponga de una propiedad inmobiliaria su nombre. Todos los detalles de la propiedad que se quiere usar para avalar el préstamo se pueden consultar de forma fácil y rápida solicitando una nota simple del Registro de la Propiedad, trámite que podemos realizar cómodamente nosotros mismos en Prestamistas.es. Una vez obtenidos los detalles y la información referente al inmueble podemos determinar si el mismo es susceptible de avalar el préstamo.

Solicitar un mínimo de 20.000€

Esta cantidad permite que mantengamos el tipo de interés en un rango muy competitivo (todos nuestros préstamos tienes un tipo de interés nominal que se mueve entre el 9% y el 12%, aunque el tipo de interés exacto depende del perfil del cliente y la cantidad de dinero a solicitada), además de que permite al prestamista obtener un rendimiento ligeramente mayor por la operación.

Si se cumplen con estos dos requisitos básicos es necesario solicitar otra documentación para crear un perfil de riesgo y obtener una imagen de la situación financiera del solicitante, para finalmente firmar el préstamo ante notario y levantar escritura notarial. Todo el proceso desde que el cliente se pone en contacto con nosotros hasta que el préstamo es firmado se puede consultar en nuestro artículo de protocolo de estudio y firma de préstamos.

Información complementaria a los préstamos de financiación privada

En nuestro blog publicamos de forma recurrente información relativa a los préstamos y vías de financiación con los que trabajamos. Algunos de los artículos que puedes consultar si estás interesado en acceder a la financiación privada mediante prestamistas particulares son los siguientes: