Las pensiones mantienen hoy en día los hogares españoles

Por desgracia esta realidad no deja de hacerse patente. Las pensiones mantienen hoy en día los hogares españoles. Aproximadamente 1 de cada 4 euros que entran en los núcleos familiares, es dinero procedente de las pensiones.

En 2016 las rentas de los hogares españoles ascendieron hasta los 539.864 millones de euros. Un poco por encima de los 537.038 que se alcanzó en 2008. A pesar de que estas rentas han logrado alcanzar los niveles previos a la crisis, el componente que lo ha permitido no han sido precisamente los sueldos, sino las pensiones. Aunque la creación del empleo ha ido aumentando paulatinamente, no lo han hecho de igual modo los sueldos. Los salarios se sitúan hoy en día 30.000 millones de euros por debajo de los que se obtenían antes de la crisis.

Según Hacienda, la masa salarial total asciende a 336.010 millones de euros. De esta cantidad 130.956 millones de euros corresponden a ingresos provenientes de las pensiones.

¿Qué significa esto? Que el 34 por ciento de las rentas de los hogares permanecen vinculadas a la pensión. Es decir, que los españoles cada vez dependemos más de esta ayuda social para llegar a fin de mes.

Desde que comenzara el nuevo siglo el gasto de las pensiones se ha duplicado. Y el volumen de las mismas irá en aumento si tenemos en cuenta que la población española es mayor. El envejecimiento de la población hará que esta tendencia se agudice durante las próximas décadas.

Una situación complicada si pensaos que el cambio generacional cada vez es más lejano. Sobre todo hoy en día donde las familias no pueden permitirse tener hijos debido a la mala situación económica.

¿Por qué las pensiones mantienen hoy en día los hogares españoles?

Según los cálculos de Hacienda, aunque la masa salarial total se recuperó levemente en 2016, lo cierto es que no ha sido gracias a los ingresos provenientes del trabajo, sino de las pensiones de los más mayores.

Al tener unos ingresos más bajos debido al alarmante recorte en el valor de los sueldos la recaudación fiscal se ve afectada. Y por desgracia esta tendencia a depender de dicha ayuda social no se reduce. Más bien todo lo contrario: aumenta.

Como consecuencia en los próximos años la recaudación se verá sesgada. Una de las razones que más afectará a este problema será el enorme peso que alcanzará el IRPF en el conjunto de los ingresos tributarios.

Hoy en día el IRPF es la mayor fuente de recaudación de ingresos del Estado. Durante el ejercicio fiscal de 2016 obtuvo el 39 por ciento de sus ingresos a través de esta vía.

Debido al enorme peso de las pensiones en la economía de las familias durante los peores años de la crisis (entre 2009 y 2013) el PIB no cayó más. No hay que olvidar que muchas familias disponían de las pensiones como como único ingreso para vivir.

Los pensionistas no solamente mantienen a los más jóvenes, sino que en muchos de los casos su sueldo es superior al de los trabajadores. Se calcula que 23.7 por ciento de los jubilados se encuentra en el quintil de mayor renta. Estos, además, forman parte del 20 por ciento más rico de la sociedad.

Sin embargo, si nos fijamos en el quintil más pobre de nuestra sociedad los datos cambian considerablemente. El 13.2 por ciento de los ocupados se encuentra entre el 20 por ciento más pobre. Y solamente un 8.2 por ciento de los pensionistas se incluyen en este rango. La conclusión es sencilla. Hay más “pobres” trabajando que jubilados con pensiones reducidas.

Comments are closed.