Cuando escasea la liquidez y necesitamos dinero de manera urgente para cubrir un problema, hacer frente a una situación en la que sólo cabe una única solución mediante el aporte de dinero urgente. Esta situación puede tratarse de gastos por desplazamiento o una enfermedad, un proyecto importante, cualquier cosa que necesite de manera pronta la inyección de dinero; pero por desgracia nos encontramos en un momento en el que solicitar un préstamo a un banco es muy difícil. La banca ha cerrado el crédito debido a la crisis financiera, ahora piden muchos requisitos y muchas condiciones que la mayoría de los clientes no pueden cumplir. Veamos cuando es necesario un préstamo de capital privado proveniente de prestamistas particulares.

¿Cuando es necesario un préstamo de capital privado?

Mediante el préstamo de capital privado podemos hacer frente a situaciones difíciles, empresas como la nuestra proporcionan dinero a sus clientes con la única condición de una garantía, que puede ser de tipo inmobiliario o de cualquier clase. Esto significa que el usuario podrá aportar cualquier propiedad, ya sea un vehículo, bienes inmuebles, piezas de arte, etc. todo vale excepto las joyas. De esta forma, existe la posibilidad de garantizar un crédito con cualquier aval, hay un gran número de opciones entre las que el consumidor puede seleccionar la que mejor le convenga. Nuestra empresa le va a dar una cantidad de dinero cuyo máximo estará entre el 20% o 25% del valor de la garantía, también depende de la calidad que tenga el aval presentado.
En cuanto a los bienes inmuebles que sean garantía de nuestros créditos de capital privado, debemos remarcar que éstos deben estar libres de cargas e hipotecas para poder ser válidos. De esta forma, aceptamos casas, pisos, locales, etc. no son válidas las parcelas, terrenos o solares. También queremos mencionar las ventajas que tienen estos préstamos de capital privado, la rapidez es la más notable. El usuario que necesita dinero con urgencia agradece en gran medida que se le proporcione dinero de forma rápida sin tener que pedirle demasiados requisitos, papeles o condiciones. Nuestra empresa puede hacer que este capital esté ingresado en la cuenta corriente del consumidor en menos de 72 horas, siempre que los documentos hayan llegado correctamente hasta nuestras oficinas.
Entre otras virtudes que tienen los préstamos de capital privado, destacamos que nuestra empresa puede darle dinero a personas que estén en situaciones económicas desfavorables tales como la morosidad, por eso, encontrarse inscritos en la lista del asnef ya no es un inconveniente a la hora de solicitar dinero en nuestra empresa. También concedemos créditos a aquellas personas que no dispongan de empleo y carezcan de nómina mensual. La garantía que proporciona el consumidor permite que podamos concederle préstamos a cualquier cliente.
Nuestra empresa está formada por un equipo de prestamistas particulares y privados y somos profesionales que tenemos muchos conocimientos sobre temas inmobiliarios y financieros, esto nos permite llevar a cabo una serie trámites y ocuparnos de un montón de aspectos, con ello conseguimos acelerar el proceso para que el cliente obtenga su dinero en el menor tiempo posible, liberándolo de burocracia innecesaria. Podemos ocuparnos de la tasación oficial de la vivienda y a un precio que resulte económico para el consumidor, nunca cobramos dinero por adelantado y nos ocupamos de una gran cantidad de trámites.