Parar subasta de vivienda

La subasta de la vivienda es el último paso al que se debe llegar dentro de cualquier proceso de lanzamiento judicial. La subasta es un proceso con muchos interrogantes, en el que nadie sabe exactamente el dinero que se va a obtener de la enajenación de los bienes. Por esa razón los bancos o acreedores que quieren cobrar una deuda sólo ejecutan una subasta si no tienen más remedio ni se les ofrece una solución en forma de mediación para devolver la deuda.

Parar subasta de vivienda es posible en cualquier momento siempre que se ofrezca un plan de pago a los acreedores.

parar subasta de vivienda

Accede a un préstamos a través de Prestamistas.es para parar subasta de vivienda


Causas que pueden llevarnos a una subasta

Podemos llegar al punto de que subasten nuestra vivienda por varias razones. Las dos causas más habituales de tener que parar subasta de vivienda son las siguientes.

#1 Impagar un préstamo hipotecario

Si no pagamos las cuotas de nuestra hipoteca el banco seguramente subastará nuestra vivienda tras desahuciarnos. Aunque ahora mismo podemos negociar una dación en pago y seguramente la entidad bancaria accederá a ello, eso significa abandonar la vivienda y por tanto, perderla. Si el banco no accede a acordar una dación en pago o nosotros como inquilinos no queremos optar por esa vía el proceso será el de un desahucio y posterior subasta de la vivienda.

#2 Deber dinero a través de un préstamo personal

Si debemos dinero a través de un préstamo personal, o incluso si somos avalistas de alguien que ha pedido un préstamo personal y ha dejado de pagarlo, podemos vernos en serios problemas. Cuando se trata de un préstamo hipotecario la vivienda o propiedad inmobiliaria responde por el préstamo en sí, pero el caso de los préstamos personales funciona de forma diferente: la ley marca que el solicitante y los avalistas del mismo responden con todos los bienes presentes y futuros. Es decir, que todo aquello que nos pertenece ahora o nos pertenezca en el futuro (futuro sueldo, herencias) se usará para devolver el dinero hasta satisfacer la deuda. Si no se dispone de renta o sueldo el acreedor embargará bienes para cobrar, entre ellos la vivienda. Aunque no es habitual, a veces es necesario parar subasta de vivienda a causa de impago de préstamo personal.


Parar subasta de vivienda: llegar a un acuerdo

Como hemos comentado en el primer párrafo una subasta es un auténtico interrogante en cuanto a cantidades que se van a obtener con la venta del bien subastado. En los peores casos el precio obtenido en la subasta es insuficiente para cubrir la deuda y se empiezan a embargar otros bienes (vehículos, joyas…). Por esa razón lo mejor es, como hemos dicho, parar subasta de vivienda y acordar un plan de pago. El acreedor siempre lo preferirá frente a seguir adelante con la subasta.


Cómo parar subasta de vivienda

Lo primero de todo es ponerte en contacto con Prestamistas.es para que veamos de cuánto tiempo disponemos. A continuación pasaremos a tasar la vivienda y estudiar tu situación financiera exacta. Si vemos que hay posibilidad de ofrecer un plan de pago debes saber que:

  1. La vivienda actuará como aval del crédito que te vayamos a dar
  2. Con ese crédito pagaremos la deuda con el banco y sólo tendrás una deuda con nosotros, con un plan de pago adaptado a tus capacidades.

Ponte en contacto con nosotros ahora para ver qué podemos hacer por tí y parar subasta de vivienda!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies