Muchos son los motivos para solicitar un préstamo. Uno de los motivos puede ser para emprender cualquier tipo de negocio, así que, si usted es escritor, ha escrito un libro y desea comercializarlo, no se lo publican en una editorial y usted no dispone de los recursos propios para dotar al libro de una edición y servicios profesionales, así como para lanzarlo adecuadamente al mercado en lo que concierne al marketing del mismo, en los préstamos de los prestamistas privadospuede encontrar la solución.



Actualmente, ya no es como antaño, y cualquier persona puede publicar cualquier libro. Las plataformas de auto-edición lo facilitan enormemente y hoy más que nunca publicarlo es más fácil que nunca, pero una cosa es publicarlo y otra comercializarlo.

Si usted simplemente quiere publicar un libro que haya escrito, colgarlo en Internet y probar suerte de vender alguno evidentemente es absurdo que usted solicite financiación para ello. Puede escribirlo y publicarlo en cualquier plataforma de autoedición de forma gratuita y ya está, pero si realmente quiere comercializarlo y tener oportunidad de ganar mucho dinero con su libro debe enfocarlo y tratarlo de otro modo.

Si usted realmente quiere lanzar su libro como un escritor profesional y comercializarlo adecuadamente debe lanzarlo como si se tratase de un producto empresarial, de un negocio a una escala importante, pues realmente es lo que es, y ello requiere una inversión, una importante inversión.

Prestamistas particulares para cubrir todos los costes


Escribir un libro puede llegar a ser fácil y publicarlo también, pero ponerlo en las tiendas online y físicas de forma adecuada ya no tanto. Ante todo se requiere una edición adecuada del libro, el libro puede estar bien escrito, pero además tiene que tener unos buenos acabados. El coste de edición, maquetado y mucho más, si quiere que sea profesional, resulta importante.

Si usted se auto-edita el libro y lo hace de una forma profesional debe llevar a cabo todas las fases de su comercialización, también la promoción y distribución del mismo. Así, tanto por ejemplo el encargar la publicidad que se requiera para darlo a conocer, diseñar y ejecutar las acciones promocionales que estime convenientes, y la parte más cara, imprimir los ejemplares para poderlos distribuir correctamente y que no se quede sin stock correrán de su cuenta.

En relación a la impresión y distribución de sus libros, evidentemente, usted puede venderlos sólo en forma online y no tener formato físico, pero perderá un canal de ventas, el físico que aún soporta un gran porcentaje de la venta de libros y así y todo tendrá que desarrollar igualmente todo lo relacionado con el marketing del libro.

Y, obviamente, si lo desea también podrá imprimir los libros bajo pedido y no tener stock, pero entonces no podrá ponerlos a la venta físicamente en lugares donde pueda venderlos, como ferias, etc., ni surtir a las librerías con las que pueda llegar a acuerdos para que vendan sus libros.

Para cubrir todo lo anterior, los prestamistas particulares pueden otorgarle toda la financiación que usted necesite. Puede resultar muy recomendable que realice un presupuesto generoso de sus necesidades (mejor que vaya sobrado de recursos y que no los destine todos que quedarse corto de fondos) y solicitarlo, en poco tiempo podrá comercializar su libro como el mejor profesional.