¿Sabes cuál es tu grupo de cotización? Autónomos (parte 2)

La semana pasada iniciamos un artículo en el que explicamos los grupos de cotización que existen en España. Estos grupos se crean en función de la cotización que aporta cada trabajador a la Seguridad Social. En función de esa aportación tiene una serie de derechos. Como por ejemplo, el paro. En total podemos hablar de dos grandes grupos de cotización.

  • Grupos de cotización para asalariados
  • Grupos de cotización para autónomos

En el artículo anterior hicimos un repaso a los grupos de cotización para asalariados. Queremos aprovechar este espacio para hacer lo propio con los grupos de cotización par autónomos.

Grupos de cotización para autónomos

Independientemente de que trabajemos para una empresa o por cuenta propia, es necesario estar dado de alta en la Seguridad Social. Si eres un asalariado estás adscrito a la Seguridad Social por medio de los diferentes grupos de cotización que se encuentran en el Régimen General.

Sin embargo, si eres autónomo, pagas tus cuotas y accedes a las bonificaciones por hacerlo de un modo diferente al resto de los trabajadores. En este caso formarás parte de la Seguridad Social como trabajadores por cuenta propia en vez de por cuenta ajena.

A diferencia de lo que sucede en el Régimen General para trabajadores por cuenta ajena, los autónomos no disponen de diferentes grupos de cotización. Ni siquiera asociados a los diferentes tipos de profesiones que se pueden ejercer como autónomo. Piensa que puedes estar dado de alta como autónomo y ejercer profesiones verdaderamente dispares. Desde la fisioterapia, la medicina, la escritura, la abogacía o el diseño gráfico.

A diferencia de lo que sucede con los trabajadores por cuenta ajena es el propio autónomo el que elige cuánto cotizar a la Seguridad Social basándose en unos mínimos y unos máximos aprobados por Ley. Dependiendo de cuánto cotice, obtendrá más o menos coberturas en cuanto a jubilación, desempleo, accidente laboral, baja por enfermedad…

Desde el 1 de julio de 2017 la base mínima de cotización corresponde a 919,80 € al mes (el actual importe del sueldo mínimo interprofesional). La base de cotización máxima, sin embargo, asciende a 3751,20 € al mes.

En función de esta base de cotización el autónomo ha de pagar:

  • Un 29,8 por ciento en concepto de contingencias comunes.
  • Además puede añadir un 29,3 por ciento en concepto de cese de actividad y contingencias profesionales. Es decir, el paro de los empleados por cuenta ajena.

Por desgracia el importe mínimo en concepto de contingencias comunes que han de pagar los autónomos asciende a, aproximadamente, 300 € al mes. Aquellos autónomos que abonan esta cifra mes a mes (importe que deberá de pagar todo autónomo dado de alta independientemente de lo que gane cada mes) no dispondrán de las coberturas por cese de actividad o contingencias profesionales.

A día de hoy España cuenta con más de 3 millones de trabajadores. De los cuales la mayor parte se acogen a la base mínima de cotización pues las remuneraciones obtenidas cada mes en ocasiones no permiten al trabajador por cuenta propia poder pagar más.

Hace muchos años que los trabajadores por cuenta propia han solicitado que la base mínima de cotización se disponga en función de lo que se gana cada mes o cada trimestre. Muchas personas no pueden iniciar este tipo de actividades profesionales porque obtiene como mucho 400 € al mes. Sin embargo el Gobierno sigue sin prestar atención a estas peticiones y consigue quitar una vía de ingresos extra a muchos españoles en situación de desempleo o con poca capacidad económica.

Comments are closed.

Llama Ahora
Contáctanos