La reunificación de deudas es una de las mejores opciones para todas aquellas personas o empresas que están excesivamente endeudadas y desean poder hacer frente a esta situación mediante un único pago mensual. En otras palabras, se trata de juntar todos los préstamos en uno solo. En este artículo veremos las ventajas e inconvenientes de la reunificación de deudas y qué es lo que hay que hacer en casos difíciles.


¿Qué es la reunificación de deudas?

¿Qué es la reunificación de deudas?
¿Qué es la reunificación de deudas?

Como te hemos contado en artículos anteriores, la reunificación de deudas es un sistema de agrupación de préstamos en uno solo. Básicamente consiste en aumentar la cantidad total que vas a pagar o alargar las cuotas en el tiempo. Esta opción se recomienda en aquellos casos en los que dicha reunificación de deudas de permitirá pagar menos cada mes y disminuir la deuda.

El problema con el que se encuentran las empresas y particulares es que, al reunificar las deudas, estas se alargan excesivamente en el tiempo y, consecuentemente, los intereses que hay que pagar son muy elevados. Además, tienes que tener en cuenta que la apertura de este préstamo conlleva también unos gastos, así como intereses para la cancelación de los otros préstamos.

La mejor opción para determinar si te conviene o no apostar por la reunificación de deudas es seguir los siguientes pasos:

  1. Identificar todos los préstamos y deudas que tienes en vigor.
  2. Calcular de forma independiente el dinero de cada una de las deudas, sin dejarte los intereses.
  3. Utiliza un simulador de préstamos para calcular la opción más viable de reunificación de deudas según tus posibilidades de pago. Añade los costes adicionales que se generan por la apertura del préstamo y la cancelación de los anteriores.
  4. Acude a tu entidad bancaria si es posible, ya que puede ser que, una vez explicada la situación, estén dispuestos a ayudarnos. Si esto no es posible y no existen más alternativas, se deberá optar por la financiación de tipo privada. Más adelante te contaremos cuales son los beneficios de este tipo de financiación y los pasos que hay que seguir para que te concedan un préstamo para la reunificación de deudas.

¿Qué casos se consideran difíciles?

La única forma de reunificar nuestras deudas a través de bancos es firmando un préstamo hipotecario. Sin embargo, existen casos difíciles que conllevan cierto riesgo, por lo cual es muy improbable que las entidades bancarias te concedan un préstamo de reunificación de deudas. A continuación, te vamos a explicar cuáles son estos casos difíciles de una forma más detallada:

  1. Endeudamientos excesivos o sin comprobante: como su nombre indica, son deudas muy elevadas o sin ningún comprobante de ingresos fijos. En estas situaciones lo más común es que se pidan avales o garantías.
  2. Estar inscrito en ASNEF: hay muchas instituciones que no conceden créditos a aquellas personas o empresas (personas jurídicas) que aparecen en la lista de morosos de ASNEF.

Si te encuentras ante la imposibilidad de poder solicitar financiación por parte de las entidades bancarias, así como otros organismos que dependen de la organización pública, la única salida posible es acudir a prestamistas o inversores particulares.

De hecho, esta es la base de nuestras operaciones en Prestamistas.es. La condición de que estos te concedan el crédito es que dispongas de una propiedad que esté completamente libre de deudas. En caso contrario, será imposible acceder a la financiación.


Prestamistas o inversores particulares para reunificar deudas

Prestamistas o inversores particulares para reunificar deudas
Prestamistas o inversores particulares para reunificar deudas

En Prestamistas.es somos expertos en realizar estudios y aperturas de préstamos hipotecarios para la reunificación de deudas, ya sea para particulares o para empresas. Como te hemos avanzado anteriormente, uno de los requisitos para poder acceder a estos préstamos es disponer de una propiedad inmobiliaria que esté libre de deudas. Además, también se requiere que el préstamo concedido sea de un importe mínimo de 20.000 €.

Requisitos de acceso a los préstamos de reunificación de deudas

Existen dos requisitos indispensables para que un solicitante pueda acceder a un préstamo de reunificación de deudas. Estos son los siguientes:

  • Tener una propiedad inmobiliaria: esta propiedad será el aval o garantía del préstamo. Se acepta cualquier tipo de inmueble, ya sea una casa, un local comercial, un garaje, o cualquier otro. Lo único que no se acepta en este tipo de operación son los terrenos. Para poder verificar que la propiedad inmobiliaria está a nombre del solicitante, se pedirá una nota simple del registro de la Propiedad. En ella, no sólo aparece el nombre del propietario, sino también otros detalles administrativos y técnicos del inmueble que avalará. Es importante que la propiedad inmobiliaria esté completamente libre de deudas e hipotecas, ya que en caso contrario no se podrá formalizar el préstamo. Existen algunas excepciones en caso de que el inmueble tenga algún tipo de deuda muy pequeña. En estas situaciones, se puede llegar a ampliar la cantidad solicitada para poder hacer frente a dicha deuda y cancelarla.
  • Solicitación de un importe mínimo de 20.000 €: este es el segundo requisito indispensable para poder acceder al préstamo a través de prestamistas.es. La cantidad máxima a la que se puede optar es técnicamente infinita, ya que va estrictamente ligada al valor de la tasación de la propiedad que se presenta como aval. Si nuestra propiedad tiene un valor de mercado elevado, el importe al que podremos acceder será mayor. Aun así, es importante que tengas claro que nunca se conceden valores superiores al 30% o 40% del valor tasado. Esta es la forma de poder proteger los intereses de nuestros prestamistas en caso de impago del préstamo.

Pasos para solicitar un préstamo de reunificación de deudas

Pasos para solicitar un préstamo de reunificación de deudas
Pasos para solicitar un préstamo de reunificación de deudas

 Si quieres acceder a un préstamo hipotecario para reunificar tus deudas, deberás entrar en la página de prestamistas.es y seguir los siguientes pasos:

  1. Como solicitante deberás ponerte en contacto mediante un formulario. En la menor brevedad posible, uno de nuestros asesores se encargará de ponerse en contacto contigo.
  2. Nos encargaremos de estudiar tu caso de forma detallada y personalizada, para poder ofrecerte la mejor solución en base a tus necesidades y tu situación económico-financiera.
  3. Seguidamente, deberás proceder al envío de toda la documentación necesaria para formalizar el acuerdo. Esta variará en función de si eres un particular o una empresa.
  4. Una vez recibida la documentación, procederemos a su análisis y aprobaremos tu préstamo en un período inferior a 24 horas.
  5. Finalmente, se firmará el préstamo ante tu notario de confianza.

Devolución de préstamos de reunificación de deudas

La gran ventaja de la financiación privada frente a las entidades bancarias y otras instituciones u organismos, es la gran flexibilidad que se concede al solicitante para devolver el préstamo. Bien es cierto que, para justificar dicha flexibilidad, se tendrán que pagar unos intereses algo superiores a los de los bancos. Sin embargo, debes recordar que en muchas ocasiones la financiación privada es la única alternativa que tienen las personas y/o empresas altamente endeudadas o en situaciones complejas.

Las condiciones para devolver la totalidad de los préstamos para la reunificación de las deudas son las que siguen:

  • Interés entre el 9% y el 12%. Hay muchas variables que condicionan el tipo de interés que se aplica en cada caso, como la cuantía del préstamo, la duración y el riesgo, entre otros. Una vez estudiado tu caso, es cuando se aplicará un porcentaje de interés u otro.
  • Cuotas: uno de los principales beneficios que ofrecemos es la opción de pagar en diferentes cuotas, ya sean de tipo mensual, trimestral, semestral o anual. El solicitante podrá escoger el método que mejor se adapte a sus necesidades.
  • Amortizaciones: podrás elegir entre la amortización francesa o americana, para que dispongas de más flexibilidad a la hora de realizar los pagos.
  • Duración: los préstamos concedidos pueden tener una vigencia de entre 1 y 10 años, e incluso en algunos casos concretos se pueden conceder periodos de carencia.
  • Para ofrecer mayor transparencia y seguridad, todos nuestros préstamos se firman ante notario.

Contacta con nosotros ahora

Puedes ponerte en contacto con prestamistas.es mediante la página de contacto, por teléfono o vía email, y uno de nuestros agentes se pondrá en contacto contigo en un período inferior a 24 horas. El estudio de tu solicitud de préstamo es totalmente gratuito. Si firmas un préstamo con nosotros tendrás a tu disposición a un asesor que te acompañará durante todo el proceso.

Desde Prestamistas.es trabajamos con la mayor transparencia para garantizar la mayor seguridad y rentabilidad en todas las operaciones. Nunca abrimos una vía de financiación si vemos que la operación es totalmente irrealizable y el solicitante va a perder su propiedad.

Más información: