Motivos por los que pueden denegarte un préstamo - Prestamistas.es

Motivos por los que pueden denegarte un préstamo

Puede que en este momento necesites acceder a financiación y hayas acudido a tu banco de toda la vida a solicitarla. O a otra entidad financiera en la que has localizado un producto que parece interesante. Sin embargo es probable que te hayan denegado el acceso al dinero. ¿Sabes cuáles son los principales motivos por los que pueden denegarte un préstamo? En Prestamistas te lo explicamos.

Principales motivos por los que pueden denegarte un préstamo

No hay una única razón por la cual pueden denegarte un préstamo. Aunque sí hay ciertas variables que afectan más que otras a la hora de tomar la decisión. Las más importantes son sin duda las siguientes:

Que tu nombre esté registrado en alguno de los ficheros de morosidad

Por norma general uno de los datos principales que se comprueban cuando un particular o una empresa solicitan un crédito es si está registrado en algún fichero de morosidad. Los principales que operan en nuestro país son Asnef, RAI y Cirbe.

Si figuramos en uno de ellos habrá muchas compañías crediticias que directamente nos denegarán el acceso a financiación. Otras lo aceptarán siempre y cuando la deuda que nos haya conducido hasta el fichero:

  • No sea por un impago financiero
  • No supero los 500 €. Algunas empresas de préstamos aceptarán clientes con deudas de un máximo de 2.000 € y otras no tendrán en cuenta que aparezca en estos ficheros siempre y cuando pueda devolver el préstamo.

Falta de ingresos demostrables

Solicitar un préstamo implica disponer de la suficiente solvencia económica como para poder devolverlo, junto con los intereses, en el plazo acordado. Por tanto debemos de disponer de suficientes ingresos como para hacer frente a los pagos. Aquellos usuarios cuyos ingresos son bajos o inestables tendrán más dificultad para obtener un préstamo. Por ejemplo muchas entidades bancarias deniegan directamente la financiación a los autónomos o a aquellas personas que carezcan de una nómina estable.

Poca estabilidad laboral

La falta de ingresos demostrables nos lleva al siguiente punto que puede ser otro motivo por el que denegarte un préstamo: la inestabilidad laboral. La falta de antigüedad profesional es un impedimento para conseguir préstamos de gran calibre. Aunque hoy en día hay muchas compañías de crédito que ofrecen préstamos a aquellos usuarios con una antigüedad mínima de tres meses. No podemos obviar que hoy en día la situación laboral es muy compleja y que pocos son los ciudadanos que disponen de un trabajo indefinido y antigüedad en su puesto.

Sin embargo si quieres poco dinero o dispones de la prestación por desempleo lo más seguro es que logres el dinero que necesitas.

Estado civil

Aunque te parezca increíble, otro de los aspectos que se revisan cuando se solicita un préstamo es el estado civil del cliente. Tener hijos, estar casado, separado o ser soltero puede afectar, y mucho, a que te concedan un préstamo.

Por norma los bancos se sienten más cómodos prestando dinero a parejas casadas y con hijos que con solteros jóvenes. Para este tipo de entidades supone un plus que tengas cargas familiares que te harán disponer de ingresos constantes. Y que cuentes con una pareja que pueda respaldarte económicamente en caso de que tú no puedas devolver el préstamo.

No poner correctamente nuestros datos

Muchas solicitudes de crédito son rechazadas inmediatamente por este motivo. Por desgracia son muchas las personas que, a causa de un descuido, indican mal sus datos personales. Que haya errores en el nombre y apellidos, en la dirección y por supuesto datos falsos, son motivos suficientes para denegarte un préstamo.

Revisa con cuidado tus datos personales a la hora de solicitar un crédito. Incluso la dirección de correo electrónico. Y recuerda que la cuenta bancaria que facilites debe de ser tuya. No pertenecer a tu pareja, a otro familiar o a un amigo.

Comments are closed.

Llama Ahora
Contáctanos