El periodo navideño ya ha comenzado y con él los gastos asociados a las navidades. Según un estudio realizado por Deloitte, cada familia española gastará durante estas Navidades una media de 682 €. Un gasto que ha aumentado en un 4 % en comparación a los resultados del año pasado. Por desgracia muchas familias españolas no tienen la capacidad de asumir este gasto sin recurrir a métodos de financiación para hacer frente a las compras navideñas.

Si este es tu caso y estás en búsqueda y captura de métodos de financiación que te permitan devolver este importe en cómodos plazos, has llegado al lugar adecuado. Desde Prestamistas queremos ofrecerte consejo sobre los principales métodos de financiación, sus ventajas e inconvenientes, para que estas fiestas no se conviertan en un auténtico quebradero de cabeza para ti.

Créditos al consumo como uno de los principales métodos de financiación para hacer frente a las compras navideñas

La posibilidad de contratar un crédito al consumo con las entidades financieras tradicionales es uno de los métodos menos costosos que podremos usar para financiar nuestras compras navideñas. Habitualmente, aprovechando la explosión de gastos que se da durante los meses de diciembre y enero, los bancos suelen ofrecer varios tipos de préstamos pensados para cubrirlos. Siempre que se opte por este tipo de financiación hay que prestar especial atención a los intereses y a la letra pequeña. Suelen ser interesantes los créditos preconcedidos de los bancos a clientes habituales y los que ofrecen las entidades financieras que operan completamente a través de internet.

Tarjetas de crédito

Uno de los métodos más utilizados durante estas fechas debido a la comodidad que supone, es hacer uso de las tarjetas de crédito de las que disponemos. A través de estas tarjetas podemos seleccionar diferentes métodos de devolución del dinero. Lo normal es poder elegir entre devolver todo el importe a principios del mes siguiente o a finales del mes en curso. También se puede solicitar la devolución en cuotas periódicas, en cuyo caso lo habitual es que se aplique un interés entre el 15 y el 25 % TIN. Un porcentaje más elevado que el que se ofrece por los préstamos personales.

No tiene por qué ser una mala opción. Muchas de estas tarjetas ofrecen descuentos y bonificaciones que permiten un ahorro en las compras. No obstante, es conveniente estudiar los intereses y compararlo con otros métodos de financiación. Y sobre todo no convertir el uso del crédito en una costumbre habitual para enfrentarnos a nuestros gastos de cada mes. Esta actitud puede repercutir muy negativamente en nuestra economía y provocar graves pellas económicas en nuestra cuenta corriente.

Los minicréditos

Los minicréditos son hoy en día uno de los métodos de financiación para hacer frente a los gastos navideños y otro tipo de imprevistos más utilizados. Gracias a su sencillez a la hora de disponer del crédito y a la rapidez en contar con el importe total en nuestra cuenta corriente, cada vez son más las personas que los utilizan. Gracias a los minicréditos podrás conseguir pequeñas cantidades de capital en un tiempo record. Muchos de ellos ofrecen hasta 700 € para primeros clientes que se ingresan tan solo en 15 minutos en nuestra cuenta corriente.

Ojo, se trata de un sistema del que no hay que abusar porque sus intereses son bastante elevados. Lo normal es que por 100 € a devolver en 30 días los intereses te supongan un desembolso de entre 28 o 30 €. También es habitual, cuando se trata de cantidades muy pequeñas, que debas devolverlos en un máximo de un mes. Asegúrate de disponer de liquidez para entonces antes de solicitar este tipo de préstamos.

Prestamistas particulares y privados en toda España