Lotería de Navidad: lo impuestos de las participaciones o décimos compartidos - Prestamistas.es

Lotería de Navidad: lo impuestos de las participaciones o décimos compartidos

Ayer fueron muchos los agraciados con algún premio en la lotería de Navidad. Y seguro que, quien más quien menos, ha compartido con amigos o familiares un décimo o una participación. Y es que compartir la lotería es una de las costumbres más arraigadas que tenemos. Incluso la publicidad de la lotería bien claro lo dice: “el mayor premio es compartirlo”.

Sin embargo, compartir la lotería de Navidad puede implicar ciertos peligros. Por desgracia se ha hecho bastante habitual la venta de participaciones infladas o directamente falsas. Y también, cuando el décimo compartido toca, no es raro que surjan ciertas polémicas entre los participantes. Pero no son estos los únicos problemas. Si se trata de un buen pellizco la tributación también puede ponerse en nuestra contra.

Para que la lotería no te quite el sueño desde prestamistas vamos a darte algunos trucos que te resultarán muy útiles. Esperamos que sean de tu interés y te ayuden a disfrutar todavía más esa suerte que habéis tenido. ¡Enhorabuena!

Lotería de Navidad, impuestos y cómo evitar problemas

Si os ha tocado un décimo o una participación compartida lo mejor para evitar problemas es documentar que se está compartiendo. Algo tan simple como un whatsapp donde figure quiénes comparten el décimo, cuánto juega cada participante y quién lo guarda sería suficiente. Si no eres amante de esta app también vale con un correo electrónico.

  • Tributar a Hacienda de manera correcta. Aunque varios amigos o familiares os hayáis puesto de acuerdo en repartir un décimo o una participación, estas acciones no cuentan para Hacienda ni para la Lotería. El tenedor del décimo es el encargado de manera exclusiva de cobrar el décimo, repartirlo entre los amigos y pagar la parte correspondiente a Hacienda. Esto puede ser algo complicado de explicar a los allegados con los que se comparte el premio. En realidad en el cobro del décimo directamente se nos aplica una retención del 20 % sobre el premio. Es decir, que de una pedrea de 200 € solo se cobran 160 €. Lo mismo sucede con los 320.000 € que se obtienen de un décimo premiado del Gordo. A esa cantidad se le aplica una retención del 20 %. En consecuencia el tenedor deberá repartir el importe entre los agraciados sin ese 20 %.
  • Ojo con el problema del impuesto de sucesiones. Otro de los problemas derivados de ganar un premio gordo puede ser el impuesto de sucesiones. En caso de que se muevan grandes cantidades de dinero el fisco siempre está ojo avizor. Si el tenedor del décimo va a cobrar el importe de manera individual y luego se encarga de repartirlo entre el resto de agraciados puede encontrarse sin venir a cuento con el consabido impuesto de sucesiones. Para evitar que haya este malentendido y que pueda suponer la pérdida de parte del premio en pagar un impuesto que no se debería lo mejor es que todos los que estén involucrados en el cobro de ese décimo compartido se encarguen de cobrarlo juntos. Es importante que quede constancia en el banco de que se trata de un décimo en copropiedad. Para ello solo hay que registrar el DNI de los agraciados. Así, cuando a Hacienda le llegue la información del pago y posterior cobro del décimo no habrá problemas con el impuesto de sucesiones.

Comments are closed.

Llama Ahora
Contáctanos