Realizar inversiones en capital privado y convertirse en prestamistas privados es una realidad en auge, y es que sin duda es una de las decisiones más acertadas y rentables que se pueden tomar. Una de las decisiones más acertadas y rentables que se pueden tomar pues, tal y como se verá, invertir en capital privado supone batir en rentabilidad a la mayoría de los demás activos financieros en los que se pueda invertir.

Además de todo lo anterior, se puede bien decir que los prestamistas privados obtienen ya no sólo una gran rentabilidad, sino también una gran seguridad en las inversiones que realizan. Por ello, plantearse invertir su capital en préstamos privados, puede también resultar una de las decisiones más acertadas en cuanto a conservación de su patrimonio.

Por poner un ejemplo de la gran rentabilidad y seguridad que aportan las inversiones en capital privado, nada mejor que detenerse a realizar una comparativa con otro de los activos de inversión que se podrían considerar más seguros y rentables: los planes de pensiones.



Tal y como se podrá ver a continuación, las inversiones en préstamos privados baten a muchos planes de pensiones en las rentabilidades que ofrecen. Y no sólo eso, sino que son igual o más seguros que los planes de pensiones fijos y, por supuesto, mucho más que los planes de pensiones mixtos o variables.

Y todo lo anterior, toda esa rentabilidad superior que obtienen los prestamistas privados viene marcada por una horquilla de rentabilidad. Y esa horquilla no es otra que la horquilla que va aproximadamente del 15 al 20%. Esa cifra, la del 15 al 20% es la cifra aproximada de la rentabilidad anual que arrojan las inversiones que usted haga en capital privado.

Rentabilidades superiores en las inversiones en el capital privado


A continuación, veremos las rentabilidades que, por ejemplo, han aportado en lo que va de año 2015 algunos de los mejores planes de pensiones, algunos de los más rentables planes de pensiones personales y verá cómo la diferencia de rentabilidades puede llegar a ser abismal.

Y todo ello sin considerar que, además, los planes de pensiones son prácticamente ilíquidos (con matices, pero en esencia son muy ilíquidos), por el contrario, en los préstamos de capital privado, con sus condiciones por supuesto, resulta más posible deshacer posiciones si en algún momento se desea.
Tal y como se decía, las inversiones en capital privado arrojan una rentabilidad aproximada de un 15 a un 20% anual, cifra muy superior a la que por ejemplo ofrecen algunos de los mejores planes de pensiones del momento.

Así, por ejemplo, ni tan siquiera el plan de pensiones que podría ser catalogado como el más rentable en su categoría (renta fija mixta) alcanza la cifra de rentabilidad que ofrecen las inversiones en capital privado. Concretamente, mientras unos ofrecen entre ese 15 y 20% anual que se mencionaba, el plan Ibercaja Internacional se queda por el momento en un 10,63€.

Más lejos de las rentabilidades ofrecidas por las inversiones realizadas en capital privado se encuentra por ejemplo el plan de pensiones Castilla La Mancha que arroja en lo que llevamos de año un 5’62%

Además, debe tenerse en cuenta que los planes de pensiones anteriores no serían el equivalente directo a lo que serían las inversiones en capital privado, pues si bien los mismos incorporan renta fija también incorporan un grado mixto, un grado de variabilidad.

Si nos dirigiésemos al tipo de planes de pensiones que en cuanto a seguridad vendrían a ser el equivalente de las inversiones en capital privado (los de renta fija, los garantizados), las diferencias se profundizan enormemente.

Así, la rentabilidad media de estos planes de pensiones fijos no llega ni a alcanzar el 2% en los últimos 12 meses. Concretamente, se quedan en un exiguo 1’46%, muy lejos como se puede ver del 15-20% ofrecido por el capital privado.

Tal y como puede ver, existen formas de inversión diferentes a las opciones bancarias o financieras tradicionales, y las inversiones en capital privado es una de estas formas. Los prestamistas particulares obtienen una gran rentabilidad y usted también puede obtenerla, usted también puede beneficiarse de las ventajas de invertir en capital privado.

Ahora bien, para invertir cono plenas garantías no debe invertir por libre, sino de la mano de una empresa especializada en este tipo de inversiones. Una empresa que ya n tan sólo le ofrecerá el servicio más personalizado, experto y profesional, sino una empresa que debe ofrecerle la mejor gestión diaria y permanente de sus inversiones en capital privado. Bienvenido al mundo de los prestamistas particulares.

Prestamistas particulares y privados en toda España