Cómo gestionar las cuentas de un titular fallecido

Por desgracia, tras la pérdida de un familiar, la mayor parte de las personas se tienen que enfrentar al siguiente problema: buscar el modo de gestionar las cuentas de un titular fallecido.

Una vez pasado el luto no es de extrañar que comiencen a surgir ciertas dudas. Por ejemplo qué pasará con una cuenta que se compartía con otro titular, qué sucede con el dinero depositado en una cuenta o qué hay que hacer para poder gestionar sus cuentas.

Desde prestamistas queremos ofrecerte nuestro apoyo para que sepas cómo lidiar con uno de los problemas más comunes en nuestro país.

Gestionar las cuentas de un titular fallecido

Ante todo, quédate tranquilo. Ninguna entidad bancaria se quedará con el dinero de las cuentas de un titular fallecido.

En caso de que la cuenta quede completamente desatendida se declarará “en abandono”. Esto sucederá si ningún familiar reclama los recursos depositados en ella. En este supuesto el banco se encargará de ir pagando los gastos asociados a dicha cuenta. Por ejemplo facturas y recibos. En caso de que no haya ningún gasto asociado el banco retendrá el importe hasta que se presente un familiar a reclamarlo.

Los herederos

Lo primero que han de hacer los herederos es justificar su derecho hereditario ante el banco. Este derecho es el que permite a los familiares obtener información sobre dichas cuentas. Para ello deberán de presentar los siguientes documentos:

  • El certificado de defunción.
  • Registro de Actos de la Última Voluntad.
  • Copia autorizada del último testamento. En caso de no haber testamento será necesario presentar el acta de notoriedad.

Tras justificar el derecho hereditario será necesario acreditar el derecho a la adjudicación de bienes.

El banco

Según informa el Banco de España, la entidad o entidades financieras donde se encuentran las cuentas del titular fallecido, deberán ofrecer toda la información sobre las mismas a sus familiares una vez resulte justificado el derecho hereditario. Para ello, como hemos explicado unas líneas más arriba, el banco se encargará todos los documentos necesarios para corroborar dicho derecho.

Por norma general los bancos no pueden permitir que ningún heredero ejerza ningún movimiento sobre las cuentas antes de justificar el derecho hereditario. Sin embargo, se pueden admitir acciones previas a la adjudicación de la herencia si existe un consentimiento general de todos los herederos. Normalmente las acciones que suelen aprobarse previamente están destinadas a sufragar los gastos del entierro y del funeral.

En caso de que los herederos consideren que el banco no está realizando las acciones correspondientes (por ejemplo informar debidamente sobre los rendimientos financieros de los últimos ejercicios fiscales), pueden dirigir una queja a la Administración Tributaria.

Cuentas compartidas

Si el fallecido era cotitular de una cuenta corriente con otra persona (común en los matrimonios o entre padres e hijos), el otro titular seguirá manteniendo el control sobre el 50 por ciento de la cantidad depositada en dicha cuenta.

De este modo el segundo titular tendrá derecho a quedarse con el 50 por ciento del dinero si necesidad de abonar ningún impuesto hereditario. El otro 50 por ciento restante deberá de repartirse según se indique en el testamento.

Sin embargo, el caso de los co-autorizados, esta autorización sobre la cuenta desaparecerá tras el fallecimiento del titular.

No se podrán entregar los bienes a personas distintas al titular a no ser que o bien se abone el impuesto hereditario correspondiente, o bien la Administración lo autorice.

Comments are closed.

Llama Ahora
Contáctanos