Controlar las finanzas familiares es indispensable para contar con una buena economía a nivel particular. Por este motivo la semana pasada comenzamos un artículo en relación a las finanzas familiares que hemos dividido en dos partes.

En la primera parte hablamos de la necesidad y de la importancia de contar con un presupuesto para controlar nuestras finanzas familiares o de la importancia de controlar los gastos en alimentación. Veamos algunos trucos más para que puedas convertirte en un auténtico experto. ¡Comencemos!

Finanzas familiares. Controla los gastos en agua

Aproximadamente una persona llega a gastar entre 40 y 50 litros de agua dedicando tres minutos a cucharse una vez al día. Esta cantidad aumenta en 15 litros por cada minuto que pasamos bajo la ducha. En lo que se refiere al uso del inodoro, el gasto de agua es también bastante considerable. Aproximadamente cada descarga de la cisterna puede oscilar entre 6 y 12 litros dependiendo del wc. Y este gasto se convierte en un elemento importante en aquellos lugares donde el consumo de agua es más caro. Por ejemplo en la zona de Levante, en lugares como Murcia. Algunos consejos interesantes que pueden permitir ahorrar algunos euros en la factura del agua con unos sacrificios muy pequeños son sin duda los siguientes:

  • Llena al completo la lavadora. Evita poner la lavadora a media carga para ahorrar en agua y también en energía. No hay que olvidar que se gastan muchos litros de agua para poner este electrodoméstico.
  • Nada de baños, solo duchas. El consumo de agua se verá muy reducido si solo usas la ducha en vez de la bañera. Además, si quieres que el consumo esté todavía más regulado, no olvides cerrar la ducha mientras te estás enjabonando. Ábrela solamente cuando comiences a ducharte y cuando vayas a aclararte.

Finanzas familiares. Controla los gastos de energía

Cada vez somos más dependientes de la energía para mantener nuestra calidad de vida. Si lo piensas, prácticamente todo lo que nos rodea en nuestro domicilio requiere de energía para funcionar. La luz, la calefacción, los electrodomésticos, la televisión, el ordenador… Aquí van algunos consejos para tener un consumo más adecuado.

  • Reduce la tarifa de la luz. Muchas personas se decantan por contratar tarifas de electricidad más amplias de las que verdaderamente necesitan. Una unidad familiar compuesta por dos miembros adultos puede mantenerse perfectamente con una tarifa de 3.5 kw al mes. Esto supone un ahorro de unos 80 € al año en la factura.
  • Controla el consumo de energía aprovechando al máximo la iluminación natural en tu vivienda. La iluminación natural es una fuente completamente gratuita que debemos aprovechar al máximo. Además, es importante no olvidar luces encendidas en aquellos cuartos donde no nos encontramos. Esta costumbre tan habitual en muchas familias puede aumentar en más de un 10 % el consumo de energía cada mes.
  • Recuerda desenchufar todos los aparatos que no vayas a utilizar. Por ejemplo los cargadores de los teléfonos, el ordenador o incluso el televisor. Hazte con regletas que incluyan un interruptor para poder apagar y encender varios aparatos a la vez de una forma mucho más cómoda.

Finanzas familiares. Controla los gastos de teléfono

Hoy en día la mayor parte de las personas disponen de un teléfono móvil. A día de hoy son pocas las que utilizan el teléfono fijo. Muchas compañías ofrecen precios más reducidos para combinar toda la telefonía y comunicación de los hogares, incluyendo televisión, internet y el gasto en teléfono fijo y una unidad móvil.

Aunque puede resultar atractiva, ten en cuenta tus verdaderas necesidades antes de decantarte por este tipo de ofertas. ¿Realmente necesitas teléfono fijo? ¿Es imprescindible para ti contar con televisión por cable? Puedes ahorrar mucho dinero si solo contratas lo que verdaderamente vas a utilizar. No olvides comparar varias ofertas para encontrar la que mejor se ajuste a tus necesidades y a las de tu familia.