Cuándo acudir a la reunificación de deudas - Prestamistas.es

Cuándo acudir a la reunificación de deudas

Con el paso del tiempo no resulta raro acumular diferentes deudas cada mes. Puede que se nos junte la letra del coche con el pago de un electrodoméstico. Y que entre medias además tengamos la hipoteca. Poco a poco estas cuotas mensuales pueden terminar por convertirse en un auténtico problema para llegar a fin de mes. En estas situaciones la reunificación de dudas puede ser una buena solución.

Por este motivo desde Prestamistas queremos explicarte qué es y cuándo acudir a la reunificación de deudas. ¿Te gustaría saber más sobre este tema? En ese caso continúa leyendo.

En qué consiste la reunificación de deudas

La reunificación de deudas es una alternativa financiera por medio de la cual se liquidan los préstamos mensuales que disponemos dando lugar a una única cuota mensual. Por medio de esta operación conseguimos reducir el porcentaje de intereses que pagamos cada mes y organizar nuestra economía. En general a cambio de una cuota más baja lo que se hace es aumentar el plazo de amortización del préstamo. Lo que conlleva una serie de consecuencias. La reunificación de deudas se realiza por medio de un contrato hipotecario.

¿Esta operación financiera es siempre conveniente?

Lo cierto es que no. No hay que olvidar que crear este nuevo contrato hipotecario tiene también sus desventajas. Las más importantes son sin duda las siguientes:

  • Aumentaremos el plazo de amortización. A cambio de obtener unas cuotas más ligeras que podamos afrontar mes a mes.
  • Mayores intereses. No nos engañemos. Si el plazo de amortización crece también lo hacen los intereses. Por tanto aunque paguemos menos al mes a la larga perderemos más dinero en este concepto.
  • Gastos asociados que no podemos evitar. No olvides que para reunificar deudas hay que cancelar los préstamos que ya tenemos abiertos. En muchos casos esto implicará hacer frente a comisiones por cancelación anticipada. Además, como la reunifican de deudas se realiza por medio de préstamo hipotecario tendremos que volver a asumir los gastos propios de abrir una hipoteca. Por otro lado también tendremos que pagar la comisión del intermediario.

Entonces, ¿cuándo acudir a la reunificación de deudas?

En general puede resultar recomendable utilizar esta situación financiera en los siguientes casos:

  • Cuando tenemos graves problemas para llegar a fin de mes debido al cúmulo de cuotas. De acuerdo. Tendremos que pagar más intereses. Nuestro préstamo será más largo. Pero si no tenemos otra solución para poder hacer frente a los pagos que tenemos pendientes la reunificación de deudas puede ser la mejor opción. Piensa que conseguirás una cuota mensual adecuada a tus ingresos con la que podrás pagar lo que debes mes a mes. Sin tener que recurrir a prestamistas o empresas de capital privado para conseguir más dinero.
  • En caso de que tengamos la hipoteca prácticamente amortizada. En este caso aunque tengamos muchas deudas pendientes puede sernos de utilidad recurrir a este producto financiero.
  • Si tenemos unos ingresos regulares mínimos con los que hacer frente a los pagos. De nada servirá reunificar las deudas si a la hora de la verdad no disponemos de suficiente dinero cada mes para poder amortizar los pagos.

Cómo evitar llegar a esta situación

Está claro que si nos encontramos en este tipo de aprietos financieros es porque no hemos cuidado nuestra economía. Nunca hemos de asumir el pago de préstamos si en conjunto estos superan el 40 % de nuestro salario neto al mes. Si lo hacemos de otro modo no seremos capaces de cubrir los gastos. Sin darnos cuenta nos habremos sumergido en un buen problema económico.

Comments are closed.

Llama Ahora
Contáctanos