Cada hay más demanda que ofertas de empleo por cuenta ajena. De ahí que se haya convertido en algo habitual ser rechazado en las entrevistas de trabajo. Sin embargo hay que saber lidiar en estas situaciones y no darse por vencido en la búsqueda activa de empleo. La frustración puede ser uno de nuestros peores enemigos cuando nos enfrentamos a una entrevista de personal.

Según los expertos del sector de RRHH hay ciertos aspectos que se pueden potenciar para conseguir el tan ansiado puesto de trabajo. Desde Prestamistas vamos a ayudarte a conocerlos.

Cómo superar una entrevista de trabajo

Está claro que en un ámbito tan competitivo donde hay pocos puestos vacantes y muchos profesionales con y sin experiencia hay que aprender de cada rechazo. Aquí tienes algunos consejos.

  • Adaptar nuestro curriculum a cada una de las ofertas. Sí, es un aburrimiento. Y sí, el reclutador debería de saber filtrar los contenidos. Pero no nos engañemos. Hay una muchedumbre ahí fuera optando al mismo puesto que tú. Y no hay nada mejor para poder conseguir un punto a favor que facilitar el trabajo a los reclutadores.
  • Elimine aquellos elementos del curriculum que no sirven para esa entrevista. Modifique los que no le permitan relajarse y hablar con calma durante la reunión.
  • Y por supuesto si no quieres ser rechazado en las entrevistas de trabajo, ensáyalas. Esto no significa que tengas que ir con un guion bajo el brazo, pero te resultará más sencillo explicar tus habilidades profesionales si ya estás habituado a hacerlo. La gracia de un curriculum bien adaptado consiste en ser capaces de orientar nuestros conocimientos profesionales hacia lo que busca la empresa.
  • No es cuestión de inventarnos cosas sino de ponernos en el lugar del reclutador y comprender por qué han abierto esa oferta.
  • No te quedes aislado. No hay nada peor que quedarse completamente al margen de las actividades profesionales. Acude a eventos, mantén tu red de contactos al día y sé capaz de no perder de vista tu sonrisa.
  • Si eres senior… puedes conseguir que las entrevistas sean mucho más fructíferas con una actitud renovada. Viste elegante y actualizado e intenta evitar en tus comentarios respuestas como: “cuando yo era joven esto se hacía de otro modo” “los mayores tenemos mucha experiencia” “los jóvenes de ahora…” Todas estas muletillas pueden resultar muy negativas si el entrevistador es una persona más joven que tú. Y por supuesto no dejes de lado las asociaciones de profesionales senior que existen. Te pueden ser de gran utilidad.

 

Cómo superar una entrevista de trabajo
Cómo superar una entrevista de trabajo

 

Y si no superas la entrevista de trabajo…

  • Investigar el motivo del rechazo. Es cierto que en ocasiones puede que no haya nada química entre el entrevistado y el entrevistador. En estos casos las entrevistas de trabajo pueden convertirse en una experiencia poco productiva para ambas partes. Sin embargo hay ocasiones en las que puede que no comprendamos cuáles son los motivos que han llevado al reclutador a rechazarnos. A pesar de la respuesta negativa el candidato tiene una oportunidad de oro para aprender de la experiencia y lograr un resultado positivo en la próxima entrevista. Nada mejor para ello que intentar averiguar cuál ha sido el motivo por el cual el reclutador no nos ha seleccionado. La mayor parte de las personas estarán encantadas de ayudarnos a conocer nuestros puntos débiles para que aprendamos a mejorarlos.
  • Siempre poner en marcha un plan de acción. Lo más adecuado sería conseguir un feedback tras cada entrevista de trabajo. Tanto si el resultado es positivo como negativo. En el caso de que no consigamos el empleo tenemos una oportunidad de mirar objetivamente la situación y mejorar para la próxima entrevista. Nunca hay que dejarse vencer por un no.

 

 

Consejos para superar una entrevista de trabajo a distancia

El futuro de las contrataciones está cambiando. Igual que lo han hecho los puestos de trabajo y el perfil profesional que se busca hoy en día. Y no es de extrañar si pensamos en el sinnúmero de innovaciones tecnológicas a las cuales acceden las empresas cada año. Estas innovaciones permiten ahorrar costes y generar métodos de trabajo en remoto de gran efectividad.

Las entrevistas de trabajo a distancia se suman al reto de una mayor flexibilidad para las empresas y los futuros empleados. Si hace algunos años asistíamos al crecimiento del teletrabajo, el cual ha permito ahorrar costes y dar mayor autonomía a los empleados, por fin le ha llegado la hora a los procesos de selección. Los modelos de reclutamiento al igual que los canales para conseguir trabajo han cambiado y continuarán haciéndolo durante los próximos años. Ya quedaron atrás plataformas como infojobs, donde buscar trabajo hoy en día se ha convertido en un reto inviable. Las nuevas tecnologías de tercera generación ya han aterrizado y se han adaptado muy bien al proceso de selección.

 

Cómo superar una entrevista de trabajo a distancia
Cómo superar una entrevista de trabajo a distancia

Las entrevistas de trabajo a distancia, el comienzo de la globalización

Sin duda uno de los principales atractivos de las entrevistas de trabajo a distancia es la posibilidad de acceder a una mayor globalización. Las barreras territoriales desaparecen gracias a este tipo de procesos. Hoy en día no es extraño para nadie que personas de todo el mundo trabajen entre sí gracias a las nuevas tecnologías. De hecho, y esto lo saben muy bien los autónomos, el mercado global es el escenario de los futuros proyectos laborales. Ya no existe un mercado local, sino que todos estamos interconectados. Y para interconectar mejor a futuros proveedores y clientes, empleados y jefes, ¿qué mejor manera de conseguirlo que con los procesos de selección a distancia?

Herramientas como Skype, Google Hangout o Easyrecrue son hoy en día imprescindibles para nuevas contrataciones en red o para mantener reuniones entre empleados de diferentes localidades. Estas herramientas permiten a los reclutadores conocer en el acto a futuros empleados y hacerlo con mayor flexibilidad de horarios y de lugares. Permitiendo, además, ahorrar en costes de manera verdaderamente magistral.

Cuáles son los principales beneficios de las entrevistas de trabajo a distancia

Sin duda la posibilidad de conseguir una mayor globalización a nivel profesional. De interconectar a personas de todo el mundo. De cumplir objetivos sin necesidad de disponer de grandes espacios.

Pero hay otras ventajas asociadas a este tipo de procesos de selección. A nivel ecológico podemos hablar de una reducción de la huella de carbono al eliminar los desplazamientos físicos de un punto a otro. A esto hay que sumarle el ahorro de costes, pues ya no es necesario disponer de grandes superficies donde concertar las entrevistas de trabajo. Cualquier empresa con una oficina modesta puede, no solo contratar a miles de candidatos, sino realizar las entrevistas en líneas sin necesidad de ofrecer físicamente un lugar de trabajo.

Otro de los beneficios de las entrevistas de trabajo a distancia es el enrome ahorro de tiempo para ambas partes. Reclutador y posible empleado. Sin embargo, y a pesar del aumento de este tipo de entrevistas, ciertas empresas siguen sintiendo cierto recelo a la hora de contratar única y exclusivamente a distancia. Según muchos reclutadores, los beneficios de la entrevista presencial son muchos y no pueden olvidarse. Un cara a cara nunca podrá ser sustituido por una entrevista a distancia.

Consejos afrontar una entrevista de trabajo a distancia

Los expertos ofrecen una serie de consejos interesantes para todos aquellos candidatos que deban de pasar por una entrevista de trabajo a distancia. Entre los más interesantes destacan sin duda los siguientes.

  • Prepararse la entrevista como una presencial. Aunque no tengas al reclutador a tu lado, has de preparar la entrevista de igual modo que si estuviera ahí.
  • Tener en cuenta la iluminación y la decoración del espacio. La luz y el entorno deben de ser adecuados. Y por supuesto también debe de serlo tu ropa. No olvides ir arreglado pero informal para tu entrevista de trabajo.
  • Vigila los detalles técnicos. Asegúrate de contar con una buena conexión a intenet y un excelente sonido para que la entrevista fluya de la mejor manera posible.

 

La duración de los contratos de trabajo

A nadie extraña ya que una persona pueda llegar a acumular hasta 120 empleos en tan solo dos años. Una situación que hace tiempo era una demostración de la poca estabilidad del trabajador, se ha convertido hoy en día en la manera normal de encontrar empleo para la mayor parte de los españoles. Por desgracia, hoy en día la temporalidad de los empleos se ha convertido en uno de los principales males de nuestro mercado laboral actual.

La duración de los contratos de trabajo
La duración de los contratos de trabajo

De hecho, el crecimiento de los contratos temporales desde el año 2006 ha aumentado significativamente. Mientras que en esta época el número de contratos temporales no llegaba al 15 %, hoy en día el 24.4 % de las altas realizadas en la Seguridad Social es de contratos temporales (a los que habría que sumar el aumento de los falsos indefinidos tan de moda hoy en día) cuya duración no supera la semana. El incremento de los contratos temporales para una duración determinada que no supera esta cantidad de días, se ha incrementado en un 48 % en el caso de la media jornada y hasta un 123 % en el caso de la jornada completa.

En cifras, podemos decir que durante 2015 el número de contratos inferiores a una semana ha sido de 1.333.837 de un total de 5.476.901 altas que se han realizado hasta ahora. Sin duda aunque esta nueva tendencia tan negativa para nuestra economía y que no permite crece al país adecuadamente (¿qué banco va a conceder una hipoteca a un asalariado con un empleo que dura una semana? ¿Qué persona se va a arriesgar a comprar nada si no sabe cuándo volverá a tener trabajo y si la duración será igual de ridícula?), afecta sobre todo a ciertos puestos, como el de enfermera en la Sanidad Pública, albañil, cámaras de televisión pública…

Unos contratos temporales que sirven para que el empresario elimine riesgos, pero cuyas consecuencias inmediatas son una destrucción completa del mercado laboral y de las vidas de millones de españoles.

Se cuentan a miles los casos de enfermeras en la Sanidad Pública que tienen que aceptar encargos de tan solo 24 horas que les supone más gasto que ganancia. Pero a los cuales no pueden renunciar para no bajar de puesto en la lista. Aunque estos contratos están más cerca de la ilegalidad que de la legalidad, pues hay muchísimos miembros de la Sanidad Pública que pueden llegar a considerarse trabajadores fijos discontinuos o fijos a tiempo parcial, sin un pronunciamiento judicial que lo determine como tal están completamente vendidos.

Según Florentino Felgueroso, profesor de Economía, estos contratos son una estrategia más de las empresas para abaratar costes que evita tener que pagar trienios o quinquenios a los empleados. Los empresarios hoy en día prefieren no comprometerse a los contratos largos. Y, a pesar de la formación especializada que ya acumula gran parte de los españoles, la situación no parece mejorar para ninguno. Ya son millones los que han olvidado por completo lo que significa la palabra “vacaciones” y que hacen lo posible para poder aguantar día a día con este tipo de contrataciones tan poco adecuadas para mantener a una familia y que, poco a poco, van destruyendo los pilares de la economía española.

 

Cuando solicitar un aumento de sueldo

Hay veces en las que, cuando llevamos cierto tiempo trabajando para el mismo cliente como autónomos o bien por cuenta ajena surge la necesidad de ajustar los sueldos. Los aumentos salariales suelen ser uno de los objetivos más complicados de tratar con los jefes o clientes pues a nadie le gusta especialmente hablar de dinero.

Sin embargo hay ciertos elementos que te ayudarán a solicitar un aumento de sueldo. ¿Te gustaría conocerlos? En ese caso, sigue leyendo.

Cuando solicitar un aumento de sueldo
Cuando solicitar un aumento de sueldo

Razones por las que solicitar una aumento de sueldo

Para conseguir un aumento de sueldo es muy importante explicar las razones correctas. Algunos de los motivos que suelen servir como argumento para mejorar económicamente tu posición (o simplemente conseguir llegar a fin de mes de manera holgada) son sin duda las siguientes:

  • Asumir mayor carga de trabajo. Con el paso del tiempo es normal que las funciones que desarrollamos para una empresa se vayan ampliando. Esto demuestra que eres una persona de confianza y has demostrado capacidad para asumir más responsabilidades en el mismo tiempo.
  • Mejorar tus habilidades profesinales. La formación es básica para poder solicitar un aumento de suelo. Esta nos permite realizar nuestras funciones de manera mucho más eficiente. Hoy en día existen cursos tanto para trabajadores por cuenta ajena como por cuenta propia con los cuales puedes afinar todavía más tu perfil. Piensa en aquellas cosas que puedas añadir a tu currículo en la actualidad y que cuando empezaste a trabajar con esa empresa no podías. Todas estas mejoras de tus habilidades han hecho que tu perfil resulte todavía más competitivo y atractivo para otras empresas.
  • Lideras equipos sin darte cuenta. Llega un momento en las empresas en las que tanto tus compañeros como incluso tus jefes comienzan a pedirte asesoramiento en ciertas áreas laborales. Es probable que estos nuevos conocimientos te hayan llevado a organizar equipos o reconducir las tareas cuando antes no realizabas estas acciones. Está claro que eso implica que has pasado a un nuevo nivel y comienzas a liderar equipos. El coordinar a otros trabajadores para que realicen correctamente el trabajo supone sin duda un aumento de sueldo.
  • Mejoras tu productividad día a día. Ojo, porque esto no debe de implicar que te encuentres realizando horas extras día sí, día también. Mejorar la productividad implicar ser capaz de realizar más funciones (o las que hacías de manera más eficiente) durante la jornada laboral.
  • Utilizas tus contactos para atraer nuevos clientes. Probablemente conforme te hayas ido asentando en tu puesto hayas conseguido crear una red de contactos atractiva. Es posible que esta red te haya permitido contactar con clientes o proveedores que resulten interesantes para tu empresa. Esto sin duda ha repercutido económicamente en las finanzas de la empresa o los clientes para los que trabajas. No hablamos de solicitar comisiones por cada cliente que atraigas, sino de que tus esfuerzos se vean recompensados con un aumento de sueldo.

 

Cómo afrontar y reacccionar ante un despido

Enfrentarse a un despido es un verdadero drama para muchas familias españolas. Hoy en día perder el empleo supone tener que prescindir, en la mayor parte de los casos, de la única fuente de ingresos con la que contamos. Uno de los principales problemas es que no sabemos cómo reaccionar ante un despido. Si lamentablemente te encuentras en esta situación o crees que podrás estarlo en poco tiempo, desde Prestamistas queremos ofrecerte algunos consejos que te ayudarán a mantener la calma y poder reclamar lo que es tuyo. Veamos cuáles son con más calma.

Cómo reaccionar y afrontar un despido
Cómo reaccionar y afrontar un despido

Ante un despido solicita siempre la carta de despido por escrito

Una de las obligaciones legales de una empresa una vez decide despedir a un trabajador es notificarlo por escrito. Independientemente de que se trate de un despido objetivo o no o del fin de un contrato temporal. En este documento se ha de informar al empleado sobre los motivos que llevan a la empresa a prescindir de su puesto.

Nunca te vayas sin una carta de despidos. Según establece el Estatuto de los Trabajadores (art. 55) un despido verbal es un despido improcedente. Si no lo logras, tendrás todas las de ganar en un juicio.

Situándonos en el caso de la más estricta legalidad, una vez recibas la carta de despido es conveniente que revises los siguientes datos:

  • Asegúrate de quedarte una copia para ti y que la empresa dispone de otra. Lee ambas y confirma que son idénticas.
  • Revisa la fecha en la que se firma la carta. Es importante que la fecha sea la misma que la del día que te despiden. Muchas empresas abusan del shock inicial para fechar la carta antes e impedir que el antiguo trabajador pueda reclamar.
  • Escribe siempre “no conforme” al pie de la firma. Esta sencilla pauta te permitirá poder reclamar más adelante, si lo deseas, con mayor facilidad. Es mejor que añadas el no conforme antes de la firma para evitar que te quiten la carta antes de poder indicar tu disconformidad.
  • Acompaña tu firma de la fecha en la que se te hace entrega la carta. De esta manera tendrás un modo de demostrar cuál es la fecha real del día en el que la has recibido.
  • No te niegues a firmar la carta de despido, solo servirá para retrasar lo obvio. La empresa puede solicitar a dos testigos que se encarguen de firmar la carta y corroborar que el empleado la rechazó. El siguiente paso de la empresa es enviarte el documento por burofax, por lo que tarde o temprano estarás obligado a firmarla y confirma su recepción.
  • Por último, firma la carta.

Si sigues estos sencillos consejos ganarás tiempo para buscar a un experto que te ayude a demandar a la empresa si es oportuno hacerlo.

Asegúrate de identificar el tipo de despido

Puedes sufrir tres tipos de despidos diferentes y según el que sea podrás reclamar de un modo o de otro.

  • Despido objetivo. Este tipo de despido es aquel que utilizará el empresario para prescindir de los servicios de un empleado por diferentes motivos “objetivos”. Se suele utilizar cuando la empresa tiene problemas de producción, económicas o por fuerza mayor. También se utiliza si el empleado no se ha adaptado correctamente, no asiste a su puesto de trabajo o se demuestra ineptitud.
  • Despido disciplinario. Un empleado puede ser sancionado por la empresa en varias ocasiones si no cumple con las normas de la misma. Las sanciones se pueden dar por motivos tan dispares como la falta de aseo. Estas sanciones se acumulan hasta crear faltas de distinto nivel. Las faltas muy graves son motivo para que el empresario extinga la relación laboral.
  • Despido colectivo. El despido colectivo, junto con el objetivo, son sin duda los más utilizados a día de hoy. Este despido es también conocido como ERE o Expediente de Regulación de Empleo. Se trata de un mecanismo especial por el cual las empresas en crisis pueden prescindir de parte de su plantilla.