Consejos para elegir la tarifa energética

Lograr elegir la mejor tarifa de luz o gas suele ser bastante complicado para la mayor parte de los usuarios. Y no es de extrañar si tenemos en cuenta la poca transparencia que ofrecen estas empresas. Hasta el punto de convertirse en las compañías que acumulan un mayor número de reclamaciones (junto con las de telefonía) a lo largo del año.

De ahí que dar con la tarifa energética se convierta en una auténtica proeza para la mayor parte de los ciudadanos. Desde `Prestamistas queremos ofrecerte algunos consejos para que sepas cómo elegir la tarifa energética.

¿Qué has de tener en cuenta a la hora de elegir la tarifa energética?

Para seleccionar las mejores tarifas de luz y gas no está de más prestar atención a los siguientes consejos:

  • Saber qué buscamos ¿Buscamos una tarifa combinada o una tarifa independiente de luz y de gas? ¿Qué necesidades energéticas reales tenemos? Es bastante habitual que terminemos por contratar servicios que no vamos a necesitar. Esto sucede principalmente con las conocidas como “tarifas planas”, que en teoría nos ofrecen más por menos dinero. Pero, ¿realmente necesitamos lo que nos están vendiendo? Antes de decantarte por este plan o cualquier otro valora tus necesidades energéticas. Si no vas a usar lo que te proponen lo más seguro es que gastes más de lo necesario.
  • Buscar en función del tipo de cliente que eres. Existen tantas tarifas como precios hay en el mercado. Y todas ellas asociadas al tipo de cliente. Puedes buscar como pyme, como gran empresa o como particular. Y dependiendo de tu perfil encontrarás unas ofertas más atractivas que otras. Ten en cuenta tus condiciones especiales y el tipo de consumidor que eres antes de lanzarte a la búsqueda y captura de la mejor tarifa energética.
  • Estar al día de los cambios energéticos. Las tarifas de luz y gas han cambiado mucho a lo largo de los años. No hay que olvidar que desde el pasado 2014 la tarifa eléctrica se cambió por completo. La tarificación de la luz se hace de manera diferente y por este motivo las empresas han tenido que adaptar sus ofertas al nuevo mercado. Si somos conscientes de estas situaciones no será más sencillo localizar la tarifa energética que más se acomoda a nuestro perfil. Y nada mejor para lograrlo que valerse de los comparadores una vez tenemos claras nuestras necesidades de consumo.
  • Revisar siempre las facturas. Por norma general los consumidores dejamos de revisar facturas y comprar tarifas una vez realizamos la contratación. Damos por supuesto que todo está bien y no nos interesa volver a revisar las ofertas. Craso error. Siempre hay que corroborar que nos tarifican correctamente y no dejar de estar pendientes de las ofertas energéticas que hay en el mercado. Muchas compañías facturan por consumos estimados y estos no siempre son correctos.
  • Solicitar un certificado de eficiencia energética. Aunque se trata de un requisito que solo se obliga a cumplimentar a aquellas personas que venden o alquilan viviendas, lo cierto es que contar con un certificado de eficiencia energética de nuestra vivienda nos puede ayudar a ahorrar mucho dinero en la factura tanto de la luz como del gas. Conocer las deficiencias a nivel energético de una vivienda y paliarlas son la mejor manera de conseguir ajustar nuestra tarificación. Este tipo de boletines se pueden contratar por menos de 60 € e incluso de 30 € si vives en Madrid centro. Normalmente los arquitectos se encargan de llevarlos a cabo.

Comments are closed.

Llama Ahora
Contáctanos