Desde que comenzara la crisis, allá por 2008, la situación económica de muchas de las familias españolas es algo precaria. Hemos pasado de una época de bonanza donde encontrar un nuevo empleo era sencillo, donde podías trabajar toda la vida en la misma empresa, a un panorama económico, social y político completamente diferente. Ante esta situación, muchas familias o jóvenes que comienzan a acceder al mercado profesional, han encontrado graves complicaciones para conseguir un empleo con una duración aceptable y que les permita llegar a fin de mes, sino de manera holgada, por lo menos sin tener deudas pendientes. Poco podemos hacer ante esta situación tan caótica que vivimos hoy en día en España, por suerte, sí que podemos establecer ciertas estrategias en nuestra economía, a nivel particular, para poder hacer frente a los gastos y conseguir llegar a fin de mes. Por este motivo, te proponemos los siguientes consejos.

Ahorrar en transporte

Uno de los mayores gastos que tenemos a lo largo del mes son los asociados al transporte, tanto público como privado. La movilidad por las principales ciudades del país suele ser complicada y nos obliga en muchas ocasiones a tener que utilizar vehículo propio para poder llegar a nuestro puesto de trabajo o para poder trasladarnos de un punto al otro. Conseguir ahorrar en este término te permitirá mejorar tu economía a final de mes. Hay muchas opciones para conseguirlo, como por ejemplo:

  • Realizar las salidas de ocio cerca del lugar donde resides.
  • Si tienes un puesto estable y parece que va a seguir así muchos años más, es probable que te convenga trasladarte a vivir más cerca para ahorrar en tiempo, dinero e inevitables atascos, aunque esta opción sólo es viable para aquellos que carecen de hipoteca.
  • Volver a recurrir al tranporte público siempre que sea posible. Aunque en ciertos lugares la comunicación y el precio son excesivamente elevados, siempre será más eoncómico que ultizar nuestro propio vehículo. Si resides cerca de tu puesto de trabajo, puedes decantarte por caminar o por usar la bicicleta. Harás deporte y ahorrarás.

Incrementa tus ingresos

Recortar gastos es una forma muy destacable de incrementar nuestros ingresos cada mes. No obstante, éstos pueden aumentar todavía más si logramos alguna fuente de financiación alternativa. Vende cosas que no uses, invierte en educación para optar a un puesto mejor, estudia para aprobar unas oposiciones… a la larga cualquiera de estas medidas incrementará tu capital y te permitirá llegar más holgadamente a final de mes.

Enseña a ahorrar a tus hijos

Todo el entorno familiar debe de ser consciente de la situación económica real que existe en la familia. No es conveniente ocultar estos datos a ningún miembro, ni siquiera a los niños. No dude en explicar a los más pequeños la realidad y aproveche para enseñarles a ahorrar. Un buen consejo es no perder los nervios por las dificultades económicas. Aproveche para generar nuevos momentos de ocio al lado de los suyos con actividades más baratas y de bajo costo. Por ejemplo, salir los fines de semana a pasear al campo, ver una película de estreno en casa en vez de en el cine, leer juntos…, etcétera.

Controle los gastos en vivienda

Aunque, según los expertos, la burbuja inmobiliaria está cada vez más cerca de desaparecer, es probable que comenzar a invertir en ladrillo sea algo precipitado para aquellas economías familiares poco sólidas. Aunque el crédito se ha abierto de nuevo en los bancos para poder comprar su primera vivienda, tenga cuidado y sopese las consecuencias. Piense que la precariedad laboral a día de hoy es un hecho generalizado, por lo que quizá no sea el momento más adecuado en su economía familiar para meterse en una hipoteca a 25 años. Sí, no obstante, ve una oportunidad, puede intentar apostar por ella, pero recuerde intentar aportar el máximo posible de dinero a la hipoteca y solicitar un préstamo lo más bajo posible.

Prestamistas particulares y privados en toda España