Qué es el bono social y cómo funciona en Europa

Desde el estallido de la crisis en 2008 en España la pobreza ha ido adueñándose poco a poco de los hogares en nuestro país. Una pobreza que hoy sigue al alza y que está creando una sociedad de trabajadores pobres que no logran llegar a fin de mes con unos sueldos cada vez más reducidos debido a las reformas laborales que lleva ya varios años aplicando el Gobierno.

En este contexto la pobreza energética se ha convertido en una realidad muy palpable para gran parte de los españoles y resto de países miembros de la Unión Europea, que se han visto obligados a recurrir a un bono social.

Pero, ¿qué es el bono social y cómo funciona?

El bono social nace como una iniciativa destinada a ayudar a las personas con dificultades económicas a que puedan disponer de energía en sus hogares. Tanto de gas como de electricidad. Aunque en otros países miembros de la Unión Europea este bono también ayuda a hacer frente al pago del gas, en España esta iniciativa solo cubre la factura eléctrica.

Como norma general estas ayudas que se ofrecen a consumidores que viven en estado de pobreza energética suelen pagarse por medio de los impuestos, tal y como explica un estudio realizado por Selectra. Sin embargo, en España, esta no es la situación que se aplica, pues son las comercializadoras eléctricas las que han de encargarse de cubrir el gasto en función de su número de clientes.

Cómo se aplica el bono social en España y sobre qué energías

En el caso de España el bono social se aplica a modo de descuento, hasta un 25 por ciento, sobre la factura de la luz. Solo pueden valerse de él aquellas unidades familiares que se encuentran en grave situación económica.

Este bono funciona por medio de una solicitud a la comercializadora de electricidad por parte del consumidor. Esta, por su parte, envía la solicitud a la Tesorería de la Seguridad Social para comprobar los datos. Una corroborados los datos y aprobada la petición por parte de la Consejería General, el descuento comienza a aplicarse sobre la factura.

En el caso de nuestro país solo se obtiene un descuente sobre la electricidad que asciende a un 25 por ciento del total de la factura.

Para poder beneficiarse del bono social en España hay que cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser pensionista con más de 60 años, cobrar la mínima jubilación y tener una incapacidad permanente o estar en estado de viudedad. Las pensiones no contributivas también están incluidas.
  • Familias numerosas acreditadas como tal.
  • Unidades familiares donde todos sus miembros se encuentran en situación de desempleo.
  • Las viviendas que se acojan, en todos los casos, han de disponer de una potencia eléctrica inferior a los 3 kW.

A día de hoy el bono social cubre 2.4 millones de suministros.

Cómo se aplica el bono social en el resto de los países miembros dela Unión Europea

España es el único país de la Unión Europea, junto con Portugal, que obliga exclusivamente a las comercializadoras eléctricas a encargarse de abonar el importe del bono social. En el resto de los casos es el Gobierno, y los ciudadanos a través de los impuestos, los que se encargan de cubrir a las personas en riesgo de pobreza energética.

Los casos excepcionales que combinan el abono de esta ayuda por parte de las comercializadoras y el propio Gobierno son Reino Unido, dependiendo de la ayuda que se trate, y Bélgica.

Mientras que en España la única energía que se cubre es la eléctrica, en el resto de los países también incluyen el gas.

Comments are closed.

Llama Ahora
Contáctanos