La “hucha de las pensiones” en números rojos

A nadie le parece extraño a día de hoy que esté la “hucha de las pensiones” en números rojos. Algo que no es de extrañar puesto que vaciarla es el único modo del que parece disponer el Gobierno para garantizar el pago de las pensiones a los españoles.

Sin embargo, Mariano Rajoy y su nuevo Gobierno quiere evitar en la medida de lo posible que los apenas 15.000 millones de euros de los que dispone la “hucha de las pensiones” desaparezcan. Una de las soluciones que se presentan como posibilidad para evitar este hecho es acudir al Tesoro Público. La idea del Gobierno es utilizar el Ministerio de Economía para pagar las pagas extra de este año a los pensionistas. Tanto la de verano como la de Navidad. Los 15.000 millones de euros de los que dispone actualmente la “hucha de las pensiones” no serían suficiente para cubrir dichas pagas y las mensualidades normales de los jubilados españoles. En este momento, la cantidad que acumula el Fondo de Reserva solo permitiría cubrir la paga extraordinaria de julio y dejaría la “hucha” con menos de 5000 millones. Sería a partir de entonces cuando el Gobierno necesitaría la ayuda del Tesoro Público para continuar realizando los abonos religiosamente. Ya que a día de hoy el estado de bienestar no puede sostenerse con tan parcos sueldos y puestos de trabajo tan inestables.

Como el Gobierno no quiere enfrentarse a esta situación para julio, es probable que acuda al Tesoro Público mucho antes y aumente la deuda con Bruselas para poder hacer frente al pago de las pensiones durante este 2017.

El Tesoro Público, por su parte, muestra especial cautela ante esta tentativa del Gobierno de Rajoy para arreglar semejante embrollo. Aunque el pasado 9 de enero se presentó la nueva Estrategia de Financiación 2017 por parte del Ministerio de Economía y se aseguró que las pensiones estaban cubiertas para 2017, la secretaria general, Emma Navarro, reconoció que, en caso de ser necesario, el Tesoro Público sirve precisamente para poder financiar al Estado y de otras administraciones públicas. Por tanto, llegado el caso, es posible que parte de los 220.000 millones de euros de emisión bruta de los que disponen hayan de utilizarse para echar una mano con sus pagos a la Seguridad Social.

En lo que respecta a la estrategia anual del Tesoro, la rebaja de la emisión bruta es relativamente ligera en comparación con los 221.400 millones de euros de los que dispuso el año pasado. Entre los principales objetivos con los que cuenta el Tesoro para este año destacan la intención de “abaratar costes y diversificar la base inversora”. Además, durante su contacto con la prensa Emma Navarro insistió en que durante el año pasado el Tesoro se financió a mínimos históricos. Según las cuentas, la financiación fue de 10.000 millones de los que habían sido previstos para el año 2016. Esto permitió llevar a cabo una amortización por adelantado del MEDE o Préstamo del Mecanismo Europeo de Estabilidad por un importe total de 1000 millones de euros. Gracias a ello nuestro país ha conseguido acumular 6600 millones de euros en pre amortizaciones.

Comments are closed.